pastorrey

Pastor o Rey

Cuando David empieza a confrontar a los gigantes en la tierra de Israel conocía a Dios como su pastor (Salmo 23), pero tenía que conocerlo también como su Rey.
Un pastor protege, consuela, y guía con gentileza y bondad (Rom. 2:4 “su bondad quiere llevarte al arrepentimiento”).  El pastor te sana cuando estás herido y deja todo para encontrarte cuando te desvías del camino.  Marcos Vidal en su canción inspiradora “El Milagro” no lo pudo decir mejor:
“Y he despertado en el redil, no sé cómo, que 
entre algodones y cuidados del Pastor.
Y antes de poder hablar de mi pasado
Me atraviesan sus palabras y su voz
Que se alegra tanto que haya vuelto a casa, 
Que no piense, que descanse, que no pasa nada.  
Y dormido en su regazo lo he sabido 
Tengo vida, tengo dueño y soy querido.”
El Rey, sin embargo, tiene una pasión que es Su Reino: ahuyentar a sus enemigos, construir un imperio floreciente, reforzar principios y valores (su justicia Salmo 96:13) la cual es la única plataforma para el verdadero crecimiento.  El rey manda a sus guerreros a la batalla y nos dice:
“Nosotros los pocos, los pocos suertudos, 
seremos hermanos de batalla, 
por que el que derrama sangre en esta batalla 
hoy será mi hermano recordado como 
aquel que luchó para justicia.”
– derivado de Henry V de Shakespeare
Son en estas batallas donde nuestro valor y fe son probados y aquellos pocos, los amados pocos,  traen honor y honra al Rey de reyes por medio de nuestra fe en acción.
Si hoy necesitas a tu papá Pastor descansa en Él.  Pero si ya estás en el redil, te animo a unirte a la lucha con papá El Rey.  Hoy se necesitan hombres y mujeres de valor para transformar México. ¡Este es tu momento! ¡Carpe Diem!

VISITANOS

Nos vemos este y todos los domingos a las 10 AM y 12 PM en Camino a Santa Teresa #1500, Colonia Jardines del Pedregal, Álvaro Obregón, México, D.F.

Cómo llegar

Conéctate